FacebookTwitterYouTube






UNA SERENATA PARA LA BRUJA



Personajes:

MONO ESTROPICIO
BRUJA REZONGO
CAMELLO EL BELLO
VACA TITINA ROSALINA
CARACOLOSO DE MAR
PERRITO MARRÓN
SAPO VERDOLÍN


MONO ESTROPICIO: -¡Algo terrible me sucedió, chicos! ¡Y ustedes tienen que ayudarme, por favor! Esta mañana me puse a ensayar mi nueva actuación en el circo del Señor Cascote y tomé una escoba para hacer equilibrio caminando sobre el alambre…y… ¡BUAAAA! …¡BUAAAA!… ¡BUAAAA! SE ME ROMPIÓ Y ME CAÍ.


BRUJA REZONGO: -¿Qué has hecho Estropicio? Si no me consigues una escoba nueva y alguien que me cante serenatas en el balcón no te perdonaré. ¡Me voy a mi cueva y arreglate como puedas!


MONO ESTROPICIO: -La escoba ya la tengo, la saqué del cuarto de la limpieza, pero no consigo quién te quiera cantar para vos, bruja rezongona ¡BUAAAA! …¡BUAAAA!… ¡BUAAAA! Seguro que me transformarás en murciélago y nunca más los chicos me querrán. ¡BUAAAA! …¡BUAAAA!… ¡BUAAAA!


CAMELLO EL BELLO:-¡Pero qué exagerado que sos ESTROPICIO! AJUUUUUUU UJÚ. ¿Para qué están los amigos? AJUUUUUUU UJÚ. Yo mismo puedo cantarle a la bruja. Lo hago muy bien, fijate:

Más frágil que el cristal
fue mi amor
junto a ti...
Cristal tu corazón, tu mirar, tu reír...



MONO ESTROPICIO: -¿Uds. qué opinan, chicos? ¿La bruja quedará conforme con la serenata de CAMELLO EL BELLO? Estás un poquito desafinado.


CAMELLO EL BELLO: -¡No puede ser! ¡Soy un gran artista! Me voy, no puedo ayudarte ¡Otra vez será! ¡Me esperan en el desierto!


VACA TITINA ROSALINA: -¡No importa! ¡Aquí vengo yo, sé cantar MUUUUUUUUUUUU MUUUUUUUUUUY MUUUUUUUUUUUUY BIEN! Escuchen todos:

Las penas y las vaquitas,
Se van por la misma senda,
Las penas y las vaquitas,
Se van por la misma senda,
Las penas son de nosotros,
Las vaquitas son ajenas,
Las penas son de nosotros,
Las vaquitas... MUUUUUUUUUUUU MUUUUUUUUUUUU



MONO ESTROPICIO: -¿A Uds. qué les parece? ¿A la bruja le gustará la serenata de TITINA ROSALINA? Estás un poquito desafinada, querida.


VACA TITINA ROSALINA: -¡No puede ser! ¡Soy una gran artista! Me voy, no puedo ayudarte ¡Otra vez será! ¡Me esperan en el campo!


MONO ESTROPICIO: -¡Entonces seré murciélago en lugar de mono payaso! ¡BUAAAA! …¡BUAAAA!… ¡BUAAAA!


CARACOLOSO DE MAR: -De ningún modo, para eso vengo yo aquí. Soy el Gran Caracoloso de Mar, un gran artista de Necochea, Mar del Plata, Santa Teresita… y te mostraré mi arte. Ya verás que la bruja se desmayará de placer al escucharme:

Frente al mar,
frente a Dios
empapada de noche y de pena mi voz
se estremece en el último adiós...



MONO ESTROPICIO: -¡Sí que seré murciélago en lugar de payaso! ¡BUAAAA! …¡BUAAAA!… ¡BUAAAA! La Bruja Rezongo se desmayará al escucharte, ya lo creo. Pero porque le darás un terrible susto con esa forma de cantar…Estás un poquito desafinado.


CARACOLOSO DE MAR: -¡No puede ser! ¡Soy un gran artista! Me voy, no puedo ayudarte ¡Otra vez será! ¡Me esperan en la playa!


PERRITO MARRÓN: - ¡Aquí estoy yo, un perro de tierra adentro, bien gaucho, guitarrero y payador. Escuchá Estropicio. Escuchen chicos… ¡Y aplaudan!

Mire qué lindo mi país, paisano,
si usté lo viera como yo lo vi:
un cielo limpio repartiendo estrellas
la madre tierra acunando el maíz.
Mire quée lindo mi país, paisano,
si usté lo viera como yo lo vi.



MONO ESTROPICIO: -¡Si la Bruja Rezongo te escucha querrá irse a vivir a otro lado! ¡BUAAAA! …¡BUAAAA!… ¡BUAAAA! ¿Verdad, chicos? ¡Me llevará con ella transformado en murciélago, además! ¡BUAAAA! …¡BUAAAA!… ¡BUAAAA!


PERRITO MARRÓN: -¡No puede ser! ¡Soy un gran artista! Me voy, no puedo ayudarte entonces ¡Otra vez será! ¡Me esperan en el campo!


MONO ESTROPICIO:-¡Esto es terrible! No consigo nadie que cante bien ¿Qué será de mí? ¡BUAAAA! …¡BUAAAA!… ¡BUAAAA!


SAPO VERDOLÍN: -Estropicio, quedate tranquilo, que acá estoy yo. Soy Verdolín, un sapo de laguna. Canto en las noches de luna y hago llover. Si eso consigo, seguro que mi actuación le gustará la Bruja Rezongo y estarás salvado.


MONO ESTROPICIO: -¡No creo que un sapo tan verde y tan feo lo consiga! ¡BUAAAA! …¡BUAAAA!… ¡BUAAAA!


SAPO VERDOLÍN: -Sí, es verdad que soy un poco feo, tampoco canto bien, pero a las brujas, los sapos les encantan, ya lo verás ¡Escuchen todos!:

Sapo de la noche,
sapo cancionero,
que vive soñando
junto a tu laguna.

Tenor de los charcos
grotesco trovero
que estás embrujado de amor
por la luna.



MONO ESTROPICIO: -¡Creo SAPO Verdolín que me has salvado! Perdón por no haber confiado en vos ¿Ustedes qué opinan, chicos? ¿Les parece que a ella le gustará? ¡Habrá que probar!


SAPO VERDOLÍN: -¡CROAC! ¡CROAC! ¡CROAC! Vayamos rápido a cantarle la serenata a la Bruja Rezongo, así te perdona.


MONO ESTROPICIO y SAPO VERDOLÍN juntos:

Sapo de la noche,
sapo cancionero…
(salen)


BRUJA REZONGO: -Como soy rezongona, pero los sapos me enamoran, perdono al MONO. Y me voy con el SAPO a charlar un rato.




TEATRO INFANTIL


Elenco pampeano, de Dorila, Biblioteca Popular José Elías Rosales
y la presentación de "¿Dónde cantan los fantasmas?"


¿DÓNDE CANTAN LOS FANTASMAS?



Personajes:
Hada Jubilada
Fantasma
Monstruo
Esqueleto
Bruja

Escenografía:
Plaza de día


(Aparece el Hada mientras se escucha el candombe)

-¡Buenas tardes, gente! Me presento: Soy el hada Jubilada y a mí no se me escapa nada. Aunque tengo una duda… ¿Escucharon música recién? ¡Ah, sí! Pero nadie cantó…Eso quiere decir que los fantasmas de la plaza están tramando algo. ¿A quién querrán asustar?


(Sale el Hada y entra el Fantasma, diciendo):

-¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! El hada se fue y no se imagina que yo ya llegué…Menos todavía lo que pienso hacer. Me llevaré conmigo a todos los chicos que han venido con su abuela y llenaré con ellos mi escuela de fantasmas… ¡Ninguno escapará porque mi sábana blanca los envolverá! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO!


(Entra el Monstruo, diciendo):

- Acá estoy yo para ayudarte, Fantasma… ¡Me llevaré despacito a todos los chicos que tengan rulitos! No se salvará ninguno y con mi peine de alambre los peinaré hasta que no les quede ni un rulo… ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO!


(Entra el Esqueleto, diciendo):

-Ahora es mi turno, muchachos…Lo mío será sencillo, pues me llevaré conmigo a todos los chicos que usen flequillo…haré con ellos mi ronda de huesos y bailar el baile de los esqueletos… ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO!


(Entra la Bruja, diciendo):

-¡Pero dejen algo para mí y mi brujito! También queremos llevarnos algo y divertirnos aunque sea poquito…A ver, a ver… ¿Quién se vendrá conmigo? Ya sé, porque elijo a las tías y a las mamis que estén con sus hijos… ¡A la parrilla los voy a cocinar! ¿Qué rico asado que voy a cenar! …¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO!


(Todos, bailando)

-¡No se salva nadie en esta biblioteca! Aunque tengan auto o anden en bicicleta…Esta misma noche haremos la fiesta con ruidos de miedo tendremos orquesta… ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! …¡A bailar la ronda, la ronda macabra, con ojos de rana y patas de cabra…! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO!…

- A CAZAR CHICOS, ENTONCES, QUE ES LA HORA DE DIVERTIRNOS. …¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡NADA PODRÁ HACERNOS EL HADA JUBILADA, HACE MUCHO TIEMPO QUE TIENE LA VARITA VIEJA Y OXIDADA!


(Se van por los rincones y queda solamente el fantasma)

(Entra el Hada empuñando su varita):

- No te creas, Fantasma, que podrás llevarte a los chicos con sus abuelas. No, señor, con mi varita oxidada quedará vacía tu escuela, porque desde ahora, tienes dolor de muelas.

- ¡No, no, no! ¡Dolor de muelas, no, no! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! (Se va)


(El Hada se esconde) (Entra el Monstruo, diciendo):

- Yo no tengo muelas, los dientes me cuelgan y a mí no me importa, con los de rulitos, yo me hago una torta… ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO!


(Entra el Hada empuñando su varita):

-Tranquilo, señor Monstruo, si a usted no le importa, el tema es sencillo: Aquí quedará usted, duro como un ladrillo… ¡Porque anda muy bien la varita oxidada del Hada Jubilada!


(Se va endurecido el Monstruo, diciendo):

-¡Uh…! ¡Estoy duro y no me puedo mover, casi! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!


(El Hada se esconde) (Entra el Esqueleto, diciendo):

-¡Esta noche, cuando desarme a los chicos con flequillo, tendré huesos nuevos y les pondré tornillos! ¡A desarmar! …¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO!


(Entra el Hada empuñando su varita):

-Quieto, esqueleto, porque te aprieto. Yo, el Hada Jubilada, con mi varita oxidada no te dejaré hacer nada. Con tu sombrero te caerás en un agujero.


(Cae el esqueleto, gritando):

-¡No me quedo duro, pero voy a un pozo oscuro! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!


(El Hada se esconde) (Entra la Bruja, diciendo):

- A las madres y las tías yo me llevaré, si queda algún chico es para mi bebé… ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO! ¡JO!…


(Entra el Hada empuñando su varita):

-Ah, señora Bruja, el tema no es fácil…Ya mismo se busca un poco de lana y dos buenas agujas… ¡A tejer calzones para los gorriones! Eso es lo que manda el Hada Jubilada, esa hada que tiene varita oxidada.

BRUJA: -¡Tejer, qué castigo! A buscar agujas y a comprar la lana… ¡Hoy quedo de cama! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! (Se va)

HADA: -¡Al fin termina esta pesadilla! ¡Nunca más molestarán a los chicos que vienen a la función!


¡Que suene la música, que se arme el candombe!
¡Nadie tiene miedo! ¡Ninguno se esconde!
¡A los malos echás, varita oxidada!
¡Puedo salvar chicos siendo jubilada!






Ésta galería de fotos es un regalo de Hogar Crecer
Y los dibujos, un regalo de Daniel Caminos


Todo lo demás es un regalo de Alibruji y Bibliopeque

Ir Arriba