FacebookTwitterYouTube





La fábrica
de los cuentos



Espacio dedicado a la literatura
infantil y juvenil.

Cuentos





Leeme un cuento

Promoción de la lectura,
escritura y libros infantiles.
María Fernanda Macimiani ©
Diseño, Idea y Selección de Contenidos






Página Mexicana al servicio de la Cultura.
Editada y Dirigida por Web Master:
Katty Bonilla de Herrera




Para que nuestros lectores sigan conociendo un poco más de quienes escriben los cuentos y poesías que aquí publicamos, continuamos con entrevistas a los escritores que enriquecen este sitio con su talento.

“Escritores del mundo” es una puerta que se abre a la vida de cada una de las personas que, desde distintos lugares del mundo, nos regalan la magia de sus escritos y hacen de EnCuentos.com un lugar de encuentro con la buena lectura. Hoy: Alicia Esaín, escritora argentina.



Alicia por Alicia:
Nací en Navarro, pcia. de Bs.As., en 1949. Maestra, Profesora de Inglés, Bibliotecaria. Siempre con muchas inquietudes con respecto a mayores logros, tanto para mis alumnos como personales. Publiqué mis experiencias docentes en revistas didácticas. Di charlas y talleres literarios y de historia oral para mi comunidad y en localidades vecinas. También soy Abuela Cuentacuentos de la FMG, titiritera y escritora. Corresponsal de la Fundación Leer, introduje a la Maratón Nacional de Lectura en mi pueblo. Mamá de cuatro lectores y abuela de cinco, por ahora…

¿Qué es lo que te llevó a escribir?
Un impulso irresistible. Leer y/o escribir me resultan tan necesarios como respirar.

¿Qué te mueve a elegir un tema? ¿Vivencias o fantasías?
Ambas cosas me despiertan la escritura. A veces mezcladas, a veces, no.

¿Hay rutinas a la hora de escribir?
Sí, los momentos de soledad son los apropiados. Cuando se me ocurre algo, por otra parte, siempre tengo a mano papel y bolígrafo para hacer apuntes. Después, en el ordenador, vuelco esas notas.

¿Qué es lo que más difícil que te resultó dominar en el arte de escribir?
Ver ciertos errores, ciertos vicios que tengo como narradora oral y que el cuento escrito no debe manifestar.

¿Cómo es tu proceso de corrección?
Sobre papel e interminable. A veces, en mis libros ya publicados, querría corregir cosas que percibo, no están del todo bien.

¿Cómo combates el bloqueo del escritor, si es que alguna vez lo has sufrido?
Ver las travesuras de mis nietos o una ilustración bonita son el mejor disparador. Tengo períodos de mayor inspiración que otros, pero trato de escribir a diario.

¿Las ideas llegan sin pedir permiso o se van trabajando? ¿Hay intención de escribir algo en especial y te abocas a ello o respetas la inspiración y sigues el curso de la misma?
Llegan sin pedir permiso, generalmente. Les obedezco sin chistar, aunque luego descarte algunos textos. Cuando una editorial me pide algún proyecto en especial, por suerte nacen en mí muchas ideas. Es como una rueda que gira y se autoimpulsa…

¿Qué opinas de la Literatura actual?
Manifiesta una gran riqueza, existe un movimiento cada vez mayor en LIJ. Además, las nuevas generaciones se van volcando a leer. Es que hay mayor preocupación en los adultos. Al menos, observo eso en comparación con otras épocas. Las ferias, los bibliomóviles, las maratones de lectura, los cuentacuentos, todos contribuyen a que ella se promueva con intensidad.

Si tuvieras que recomendar algunos libros, ¿cuáles recomendarías y por qué?
Me gusta recomendar autores, sobre todo. Entre los argentinos, Elsa Bornemann, María Elena Walsh, Marta Jiménez Pastor, Ricardo Mariño, Silvia Schujer, Graciela Repún, Laura Devetach, Gustavo Roldán, Adela Basch… Asimismo, me gustan Fabián Sevilla, Sol Silvestre, Alejandra Erbiti, Liliana Cinetto, temo ser injusta… ¡Hay tantos y tan buenos! Fantasía y humor combinan muy bien para mí. También, algo que haga reflexionar, pero sin que se baje línea desde el texto.

¿Qué autores lees?
A todos los que cité y mucha narrativa y poesía latinoamericanas. Me siento identificada-como habitante de este rincón del mundo-con lo que nuestros autores escriben.

¿Cómo se puede lograr pasar de ser un escritor novel a vivir de esta profesión? ¿Es difícil abrirse camino?
Calculo que es muy difícil llegar. Lo intenté participando en revistas didácticas, volcando experiencias educativas innovadoras que llevé adelante. También con un cuento en la revista “Familia Cristiana”, en 1993. Pude empezar a publicar profesionalmente después de los 50 años… Empecé con dos historias para el Banco Central de la República Argentina. Siguieron luego otros libros-van más de treinta- para varias editoriales, tanto del país como de Chile, Estados Unidos, etc. No vivo de esa profesión, aún.

¿Qué lugar ocupa la literatura en tu vida?
Un lugar de placer, es muy importante para mí en esta etapa.

¿Cuántos años llevas escribiendo?
Más de 50, me gusta esto desde que era muy chica.

¿Qué consideras que se necesita para poder escribir?
Deseos, muchas lecturas, humildad para ver los propios errores y paciencia.

Para terminar, ¿qué mensaje les darías a todos aquellos que desean escribir?
¡Que lo intenten, tratando siempre de aprender! Escribir es terapéutico, nos aleja de la melancolía y nos vincula con el mundo.


¡GRACIAS ALICIA!
EnCuentos.com




Marta Gimenez Pastor

SITIO OFICIAL





EL BAÚL
DE LOS DISFRACES

Literatura para niños de todos los tamaños.
Revista Trimestral de Estudios Literarios.
Volumen IX - Número 35 - Octubre-Noviembre-Diciembre de 2008.

Coordinación:
Mercedes Ortega González-Rubio
Ilustraciones:
Pilar Ribas Maura



POESÍAS PARA NIÑOS






Para chiquitines


Música, cuentos, educación
y diversión para todos los chiquitines





Cuento» Martilletti con martillo



En el Bosque Verde Claro vive Sebastián Martilletti, el jabalí. Es muy trabajador, pero porfiado y cascarrabias… ¡Un caso difícil! Sabe hacer todo tipo de tareas.

Pasa largas horas con sus herramientas. A veces, se olvida de preparar sus lecciones de la escuela o hace tales desastres que su mamá debe retarlo.

¡No puede ser que arruine un mueble o se ensucie tanto que nadie lo conozca!

La vez pasada, quiso construir una pileta de natación. Hizo un pozo con la pala y muchos viajes con agua en su balde. Cuando creyó que estaba lista, se zambulló…

¡Se embarró de la cabeza al rabo!

-¡Qué rabia me da esto! ¡Qué rabia me da esto!- repetía Sebastián con voz de enojo.

Otro día quiso hacerse un automóvil a pedal como había visto en una vieja revista de su abuelo. Tomó alambre y papel de diario…

¡Cómo se rieron todos cuando una nube peleadora lo empapó y le dejó solamente la carrocería!

-¡Qué rabia me da esto! ¡Qué rabia me da esto!- seguía el jabalí.

- ¿Cuándo me van a salir bien las cosas, cuándo?-y sus colmillos se enrulaban más todavía.

-Cuando hagas las tareas, no llegues tarde a la escuela y escuches al maestro Tomás Carpintero y a Don Foquito, el maestro electricista, por ejemplo- le contestaba por milésima vez su papá.

Tantas veces lo repitió y tantos fracasos amontonó Sebastián que finalmente prestó atención. Aprendiendo, aprendiendo sus inventos fueron un éxito y le dijo adiós a las rabietas.

Ahora, tiene su taller en el árbol más verde del Bosque Verde Claro.

Así lo anuncia un letrero:

SEBASTIÁN MARTILLETTI
-INVENTOR ARREGLATODO-
TRABAJO BIEN-COBRO POCO


Es muy exitoso y todos los animales lo llaman para que componga lo que se les rompe o para que les arme lindos muebles, lámparas y cualquier tipo de artefactos novedosos.



(c)María Alicia Esain




¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en: Para Chiquitines

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•



EDAIC Varela
(Equipo Distrital de Alfabetización
Inicial y Continua)
PL Inicial - 1er Ciclo -
Libros Imprimibles




de Pedro Pablo Sacristán

Cuento» AVENTURAS EN LA LLUVIA.


Lo que les voy a contar ocurrió hace mucho, mucho tiempo, cuando yo iba a visitar a mi tía Nina. Ella vivía en una casa antigua, con un gran patio y muchas flores. A mí me encantaba ir a dormir con Nina porque podía jugar en su jardín por las mañanas, ayudarle a cocinar y sobre todo… ¡Desayunar en la cama!

Siempre tendía para mí un sofá que estaba contra una pared de su dormitorio. Allí me acostaba cada noche y mientras me dormía, me gustaba mirar una gran mancha de humedad que había en esa pared. Buscaba adivinar en esa mancha formas, caras, personajes. Una noche de lluvia ocurrió algo muy extraño. De pronto, vi salir de la pared algo extraordinario. Parecía un fantasma de algodón…pero oscuro, tan oscuro como las nubes que anuncian chaparrones. Sentí que tocaba uno de mis hombros mientras se transformaba en una dama gris de increíble belleza y decía con voz muy profunda, pero dulce y amable:

-¡Buenas noches! Soy Tormentosa, un hada buena a pesar de mi color.
¿Querés venir a pasear conmigo?- y me tendió su mano. Mano delgada, transparente y con perfume a lluvia.

Estaba tan sorprendida que no alcancé a responderle cuando me di cuenta que llevada por la fuerza de algo invisible, dejaba la tibieza de mi cama e iba penetrando en la pared, justo en el centro de la mancha de humedad…

-Vení, vení, vamos a dar un paseo que te encantará- dijo el hada y comenzamos a subir, subir, cada vez más rápido hacia el cielo. Íbamos por un camino con muchas curvas y atrás de nosotros quedaban relámpagos, rayos y centellas…Se oían unos truenos tremendos y a pesar de eso no sentía miedo. Viajaba confiada aferrando la mano de Tormentosa, mientras la lluvia caía sin parar por debajo de nosotros y parecía ondular con tranquilidad haciendo un rumor muy, muy suave…

Tormentosa me sonreía y me levantaba más y más, hasta que tan suavemente como habíamos subido, comenzamos a bajar. Lo hacíamos entre una niebla que se despejaba de a poco, al mismo tiempo que íbamos hacia una zona llena de luz. En un momento, estábamos frente al sol y a nuestro alrededor aparecieron siete personajes más ¡Eran siete hadas, bellas y transparentes como Tormentosa, suaves y amables como ella y como ella me sonreían…!

En lugar de varita mágica tenían un pincel dorado en una de sus manos y una paleta de colores en la otra.

Fueron surgiendo de la niebla que nos había rodeado flores, plantas, animales, cosas, todos sin color…Al llegar hasta donde estábamos Tormentosa y yo, cada una de las siete hadas fue saludándonos y eligiendo una flor, una planta, un animal, una cosa. De a poco fueron llenando a cada uno de colores, hasta que todos estuvieron listos, como los vemos todos los días. Mi amiga Tormentosa pintó el humo de una chimenea, un hermoso caballo, varios pajaritos y un gato gordo y brillante que parecía un pompón de seda…Yo estaba tan asombrada que no podía pronunciar ni una palabra. Todavía me esperaba una sorpresa mayor: me di vuelta para mirar el camino que acabábamos de recorrer y vi ante mí que ese camino era nada menos que… ¡El Arco Iris! Tenía cada uno de sus espléndidos colores.

Mientras tanto, me tomaron de las manos Tormentosa y sus compañeras y comenzaron a bailar cantando:

“¡Después de la lluvia qué lindo es mirar las plantas, las flores y todo brillar; pues cada gotita de un gran chaparrón pinta los colores y lucen mejor! ¡Hagamos la ronda de la luz y el sol, y cantemos juntos esta canción!”

También yo canté y bailé con ellas, llevando el compás con las palmas de las manos ¡Sentía ganas preguntarle tantas cosas a las hadas! Cuando terminase la canción lo haría, estaba segura. Ya estaba lista para comenzar a soltar mi curiosidad. De pronto, escuché la voz de mi tía Nina que decía:

-¿Así que ahora cantás dormida? Me parece que te hace falta un buen desayuno ¡Vamos, que te traje té con leche calentito y pan con dulce de duraznos, ése que hago especialmente para vos!

Pensé que si le contaba lo que había visto, mi tía no me creería.

Ella, por su parte me dijo:

-¿Te gustó el paseo por la mancha de humedad? Como se enfriaba el desayuno y tenía que ir a le escuela, no pude contestarle. Eso sí, siempre que llueve creo que Tormentosa y sus amigas vienen a visitarnos, porque todo queda luminoso y reluciente, como recién pintado por las hadas.




(c)María Alicia Esain



Ilustración: ©Eva Santos Blanco

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•

Visto y leído en: Cuentos para dormir

¸¸.•*¨♥ ☆.¸¸.★.¸¸.•´¯`•













María Alicia Esain dice que es bruja. Yo digo que como mínimo es maga. Le pone tanta pero tanta pasión a la que hace que es inevitable el contagio. Me gusta: su humor, sus palabras amables y amistosas, su amor por los chicos y la lectura.

•*¨♥ ☆.¸¸.★•*¨♥ ☆.¸¸.★

Que las hay, las hay…

Un poco para María Alicia Esain. Y mucho para la Alibruji de Navarro.



Me han contado de una bruja
que circula por Navarro
que anda un poco desconfiada
suspirando por su barrio.

Primero empezó dudando
de cualquier cosa con alas;
fueran ángeles, murciélagos
o pequeñísimas hadas.
Después ya perdió la fe
en barriletes y globos,
pero asistió a cumpleaños
y fiestas, de todos modos.

La cosa se puso brava
y así se despertó un día
sin confiar en supercapas
ni alfombras que se movían.
De nada sirvió el piquete
que Superman y Aladino
hicieron frente a su casa
lunes, jueves y domingo.
Lo más grave del asunto
y difícil de creer
fue que la ingrata tomara
su escoba ¡para barrer!

Con un asunto tan serio
no me pude contener:
es preciso recordarle
las cosas a esta mujer.
Porque la he visto hechizando
feliz y muy divertida
colegios de cualquier barrio,
cruzando cualquier esquina.
A mí misma me ha lanzado
conjuros y encantamientos:
patidifusa me quedo
con sus rimas y sus cuentos

Así que basta de dudas,
a ver si me entiende bien:
si usted no cree en sí misma
¡yo no creo en Papa Noel!



http://solsilvestre.wordpress.com/

•*¨♥ ☆.¸¸.★•*¨♥ ☆.¸¸.★







Somos un grupo de docentes especialistas en literatura infantil y juvenil, narradores con amplia experiencia y talleristas especializados en lij.

Curso Virtual
de María Alicia Esain
Estrategias para la construcción
de historias.




http://www.alsurdelaluna.com.ar/


Ésta galería de fotos es un regalo de Hogar Crecer
Y los dibujos, un regalo de Daniel Caminos


Todo lo demás es un regalo de Alibruji y Bibliopeque

Ir Arriba